QUIEN PERDIÓ PREGUNTO YO...


QUIEN PERDIÓ PREGUNTO YO...

Cuando un pueblo pierde la memoria, condenado esta a repetirla.
Si ella es buena, ¡bendita memoria!, si es mala, ¡que susto...!

Ayer, se llevó a cabo la marcha " por los diálogos de farc, perdón, "por los diálogos de paz".  Hoy, cuando por razones de trabajo estuve en la preciosa Isla del Encanto, Puerto Rico, me preguntó muy sorprendido un señor irlandés "si era cierto lo que el había visto en la televisión sobre la marcha que se realizó en Colombia"; entramos en un diálogo muy interesante y entre varias cosas me decía que no podía entender cómo un solo compatriota mío apoyaba un acto de impunidad tan grande como lo que estaba por suceder en Colombia y añadía "en mi país y en cualquier lugar del mundo en el que todavía haya dignidad, lo máximo que se le podría ofrecer a criminales, terroristas y narcotraficantes como las farc, es una cárcel digna para que dejen de seguir delinquiendo". Cuando intenté explicarle lo que estaba ofreciendo el gobierno: impunidad y oportunidades electorales, su mejor expresión fue llevarse la mano a la cabeza y en un mal español me dijo, "nos pudiendo creer..." Créanme queridos lectores que me sentí avergonzado.

Pero al ver el feo espectáculo, no de los marchantes, que en su mayoría fueron empleados públicos y estudiantes presionados, me llamó la atención las contrariedades de los medios de comunicación y los empleados gubernamentales, que en su afán, unos por informar y otros por declarar la victoria, ofrecían cifras tan contradictorias como si se tratara de un carrera en la que lo más importante fuera llegar primero o decir el número más alto. Les quiero decir a los medios de comunicación solo dos cositas ;
 
1.  Los colombianos sabemos contar.
2.  Los colombianos sabemos lo que mejor nos conviene y lo que queremos.

Somos más de 45 millones de colombianos lo que habitamos en este país y queriendo ser exageradamente generoso,  les diré que 100 mil salieron a marchar y si descontamos los que fueron engañados y obligados..., hagan cuentas, yo ya las hice.

Como pueblo sabemos que la convocatoria no la hizo, ni la quiso el pueblo, fue la idea oportunista de quienes saben que lo hecho en Cuba no cuenta con el respaldo popular, ni las encuestas les favorecen.  Les recuerdo que la clase popular somos los que  hemos sido las víctimas por más de cincuenta años del olvido por parte del estado y del terrorismo por parte de las FARC.

No es intolerante como lo han querido hacer ver algunos compatriotas, que muchos, por no decir la gran mayoría de colombianos, estemos disgustados y no aprobemos lo que a espaldas del pueblo se está gestando con el nombre de diálogos de paz.

Señores, Colombia es un país que merece respeto, creemos que somos más los que tenemos un nivel intelectual apropiado para entender de frente lo que mejor se acomoda a nuestro ideal de país.

Hago de manera personal un llamado al gobierno,  para que no utilice el poder del estado en politiquería barata con fin electoral, que sea honesto con el país y le hable claro sobre el proyecto que el quiere instaurar, así los colombianos sabremos a que atenernos, y decidiremos el lugar a tomar.
 
También quiero pedirle a muchos líderes que conserven claro el principio de verdad y lealtad, que no se cansen de luchar con inteligencia y verdad para sacar adelante este país y no permitir que el terror sea quien de ahora en adelante, amparado en nuestra débil democracia, nos diga lo que mejor nos conviene como país.

Frente a la marcha realizada en el día de ayer pregunto ¿alguien gano?, quien pedió?. No nos podemos dar el lujo de perder como pueblo, la patria debe ser más grande que intereses personales, ideologías, y políticas de poca monta. Debemos trabajar para que gane el país.

Volviendo al principio me causó impacto un cartel que está pegado en todos los establecimientos comerciales de Puerto Rico sobre la publicidad engañosa, entre otras cosas dice que un producto anunciado con terminadas características y precios debe ser ofrecido al cliente tal cual... No hacerlo conlleva al establecimiento a una multa bastante onerosa a pagar... Se me vino a la mente el voto que di en las pasadas elecciones presidenciales y créanme, queridos lectores, que el producto ofrecido ni tan siquiera se parece al que hoy tenemos que padecer 50 millones de personas. ¿A caso esto no es publicidad engañosa?

Pregunto, en la marcha de ayer, quien perdió???

Decidan ustedes y opinen el resto.

Que tengan buen día.
Omar A. Bedoya Gaviria
Twitter @omantoni1
Abril 10 de 2013.

Comentarios

  1. Hola Omar!!! Muy interesantes tus producciones escritas, lastima que no se que paso que se borraron todos los comentarios. Raro. Podrias escribir algo del 14A!!! Bueno saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ