FUE LA HISTORIA




Fue la historia...

Hablaré de un hombre que desató tormentas,
Dividió la historia con destino cruel.
No estoy hablando, de madre Teresa,
Me refiero a un hombre  que imitó a Fidel.


Apareció  un veintiocho de aquel mes de julio,
Del cincuenta y ocho, por cierto nació.
Dicen que nos deja un cinco de marzo,
Para darle cuentas al supremo Dios.


Como militar no dejo gran huella,
Fue como golpista que se conoció.
En  el caracazo comenzó una guerra,
Que al calabozo rápido mando.

Rafael Caldera indulto al golpista,
Rápido campaña pronto comenzó.
Fué quinta república quien lo postulaba,
Y el noventa y dos gran triunfo le dio.

Comenzó un estilo que pocos conocen,
Para gobernar revolución nos dio.
Fue el socialismo del siglo veintiuno,
Que a los cuatro vientos siempre ventiló.

Comenzó cambiando la constitución,
Que venezolanos celosos guardaban.
Se hizo de unas leyes hechas a medida,
Para gobernar como el pensaba.

Empezó gritando contra los yanquistas,
A los oligarcas mucho criticó.
Dice que los pobres eran su legado,
Con fuertes discursos siempre defendió.

Expropien, decía con típico tono.
A la Venezuela mucho dividió.
Unos le adulaban como a un dios moderno,
Y otros le odiaban como a un dictador.

La gran Venezuela  raro gobernaba,
Siempre se imponía como gran señor.
El gran comandante  daba  un paso al frente,
Todos aplaudían por miedo o amor.

Año dos mil dos, fue de una gran prueba,
Cual golpe de estado el pueblo le dio.
Cuando ya pensaban verle derrotado,
El de las cenizas rápido brotó.

Comenzó una lucha cual caballo herido,
A La oposición el dictador aisló.
Se hizo como roca dura y testaruda,
Hasta quien fue amigo pronto le temió.

Tuvo la desdicha de enviar a la cárcel,
 A quien por salvarle todo se jugó.
Creo nunca supo,  que son lealtades,
Fue más la soberbia que el poder le dio.

No era buen amigo quien contradecía,
Aquel socialismo que él se inventó.
Llenaba de insultos quien no comulgaba,
Con la ya famosa: gran revolución.

Recordar aquellos intensos momentos,
Cuando amenazaba con con guerra, ¡qué horror¡
El labio mordía cuando se encontraba,
Con el gran Uribe, su contradictor.


El clima muy tenso, por cierto en frontera,
Los tanques enviaba, el gran bravucón.
Creía que aquí se le tenía miedo,
Con Evo y correa el del Ecuador.

Que mucho insultaba, recuerdo en la ONU,
A azufre le olía, gritaba en furor.
Porque no te callas, decía indignado,
Aquel rey de España, en plena reunión.

Quería quedarse, por siempre en la silla,
De la presidencia, cuán grande Señor.
Pensaba que eterno sería en la tierra,
Se impone con votos que a pobres compró.

Un día a la puerta le llaman a cuentas,
Tremenda sorpresa que nunca pensó.
Tiene que ir a Cuba, buscando remedio,
Buscando la cura, le ruega al Señor.

Se da un gran silencio, tres meses por cierto,
Diosdado y Maduro toman el control.
Se forma un desorden que ya nadie entiende,
Y muchas mentiras la gente creyó.

La historia termina un cinco de marzo,
La gente ya sabe...muere el dictador.
Al juicio se enfrenta por todo lo hecho
Allí no hay petróleo que tenga el control.

Su cuerpo embalsaman para perpetuarlo,
Urna de cristales como un gran honor.
Dividido un pueblo que le rinde honores,
Mientras tanto otros, tildan de traidor.

Pieza de museo quieren perpetuarlo.
Seguro que allí hará un gran milagro.
maduro decreta que al cielo ya asciende,
Como Jesucristo oh Dios, ¡ horror!!!...

Que horror cuando al pueblo compran la conciencia,
Que triste si a muchos le quitan la ciencia,
No alienen caudillos, no más influencia.
Respeten que ha sido mucha la paciencia.

Dicen los ineptos que un pájaro en vuelo
Bendice a maduro en plena campaña
Aterricen ya , los pies en el suelo
Que allí en Miraflores la ciencia se extraña.

Hoy le pido a Cristo que lo lleve al cielo,
Le perdone todo, por su gran amor.
La misericordia de Dios lo conduzca,
Por las pocas veces que invocó al Señor.

        Omar Antonio Bedoya Gaviria
        19/04/2013

Comentarios

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ