Pastores oliendo a oveja y dirigentes oliendo a pueblo, ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA

Pastores oliendo a oveja y dirigentes oliendo a pueblo, ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA

Pastores según el corazón de Dios (Jer. 3,15), palabras iluminadoras de Jesús, pastores oliendo a oveja, palabras proféticas del papa Francisco, conexión de palabras que piden una misma cosa, que el pastor se una al rebaño para el cual fue  escogido desde antes que el mundo fuera. Es la palabra de Dios en respuesta desde su corazón según la necesidad de su pueblo.
Un pastor es en esencia un padre que esta dispuesto a entregar la vida por sus hijos, me pregunto cuántos de nuestros pastores están dispuestos a no huir frente a  tantos lobos hambrientos de ovejas, aquellas que están sin pastor a la vera del  camino o en manos de asalariados, son las que potencialmente tienen más peligro de perecer. 
No se puede pastorear de lejos, necesitamos pastores involucrados en todos los aspectos, ser parte de todos los momentos de la vida de las personas. Se alcanza la graduación de pastor cuando posibilitamos el desarrollo integral de la persona, mente, cuerpo y espíritu deben sentir no sólo el apoyo sino la vida comprometida de quienes les conducen hacia pastos de liberación.

Pero,  si el pastor debe oler a oveja, en el mismo nivel de responsabilidad están los gobernantes quienes  tienen  el deber moral de oler a pueblo. 
Pero la verdad es que el pueblo solo es necesario para algunos gobernantes  como escalinata el cual se pisa para poder subir a ocupar tronos desde donde se pueda oprimir, manipular y exprimir  a ese pueblo que ingenuamente cree año tras año que su líder político romperá la cadena de hambre y olvido al que le ha sometido el estado.
Mientras el pueblo que lucha y trabaja está a pie, los políticos de turno gracias a impuestos injustos promesas incumplidas y desviación de recursos públicos, se posesionan, unos como los nuevos ricos y otros como los caciques de siempre que gracias al poder y a su doctorado en manipulación y mentira, se mantienen en el poder hasta oprimir la última gota de sudor de los pobres o hasta que Dios se acuerde y les llame a la rendición de cuentas a las que pocos quieren llegar.

Sueño con una sociedad en que pastores  huelan a oveja, maestros huelan a estudiantes, médicos huelan a pacientes, jueces huelan a justicia, oprimidos huelan a libertad, enfermos huelan a salud, corruptos y criminales huelan a cárcel, padres huelan a hijos, hijos huelan a padres, políticos huelan a pueblo.
Se eliminarían las cátedras de la mentira, se destruirían las cárceles de la opresión, se acabarían las dictaduras por sucesión y conveniencia, y el mundo por fin gritará libertad.  Los sepulcros opresores y las tumbas politiqueras quedarán por fin vacías. A caso eso no es Pascua y liberación?. ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA. 

Omar A. Bedoya Gaviria
Twitter @omantoni1

31 marzo 2013

Comentarios

  1. Primero, me pregunto quien se hace cargo de tanto tiempo que el rebaño camino solo y las grandes consecuencias que ello trajo? Seguramente alguien advirtio que estabamos caminando sin rumbo ¿Por que hicieron oidos sordos? Prevalecio el egoismo individual sobre los gritos de justicia del pueblo. Les gusta sentirse servidores servidos ¿Estaran dispuestos a reflejar la imagen de Dios? Construyeron una relacion donde dia a dia se alejaron de los hijos de Dios, donde marcaron una diferencia que los enaltecia. Yo tambien sueño con una sociedad diferente, pero que dificil y lejos veo esta realidad que muchos anhelan, es como remar contra la corriente, hay mucho daño y sufrimiento, pero mientras haya esperanza, con seguridad todo puede suceder.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ