DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿PORQUÉ ME HAS ABANDONADO?


DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿PORQUÉ ME HAS ABANDONADO?.


Qué desgarradora esta palabra que Jesús pronunció en la tarde oscura del calvario, Jesús en esta palabra recoge el sentimiento de millones de personas que a lo largo de la historia han sentido y sentirán el abandono de quienes debían y deben acompañarles en el caminar por la vida.
Esta fue la misma soledad que experimento Adán y Eva después de ser sacados del paraíso, fue el sentimiento de Caín, después que tiene que huir errante sin encontrar una mirada que le de a su conciencia un poco de paz, es el dolor de las madres de los niños que son cruelmente asesinados por Herodes  quien como rey tenía  el deber de ofrecerle  seguridad y bienestar a su pueblo, fue lo que realmente sintió Jesús, después que había hecho absolutamente todo lo que le había mandado el Padre, fue la soledad  de la niña Omaira *en la Catástrofe de Armero Tolima, cuando sentía que la vida se apagaba, fue lo que sintieron los habitantes de Bojayà* quienes sintieron caer bombas y balas en la casa de Dios, donde sólo se esperaba recibir paz y consuelo para el alma. Es la vida de tantos hermanos a quienes se les ha privado de la libertad y condenados a vivir como animales salvajes en muchas selvas de Colombia,  por quienes se ufanan  de ser el ejercito del pueblo y los plenipotenciarios buscadores de libertad, es el grito de muchos inocentes condenados por una  justicia injusta y contaminada, repitiendo lo que en la antigüedad hacían los que acusaron a la casta Susana*...
En fin, hoy  los desposeídos de una vida digna gritan desgarradoramente como Cristo : “Dios mío, Dios mío, ¿por qué nos has abandonado? Hoy cómo ayer, también parece ser que el silencio es la mejor  respuesta que se le puede ofrecer  a tantos corazones dolientes de hombres y mujeres crucificados que esperan una respuesta desde el estado, la justicia, la Iglesia y la verdad. ! Qué desesperante es la pregunta sin respuesta!,  ¡cómo nos aturden los silencios de quienes deben dar respuestas!, mucho dolor cuando en el caminar por la vida nos encontramos con esos "perros mudos incapaces de ladrar"
Día a  día va en aumento este alarido preñado de soledad e impotencia ante un Dios que aparece silencioso. ¿Será que Dios se hizo del lado de los poderosos, los opresores, los malos políticos, los pésimos abogados, los malos dirigentes de la Iglesia, los inicuos jueces, la cruel guerrilla, las bandas criminales, los narcotraficantes, los corruptos?...CLARO QUE NO, pienso que Dios no es el que se ha olvidado de los hombres, somos los hombres los que nos hemos olvidado de Dios, Y Dios que sí escucha el lamento de los “exiliados” en su propia Patria responde: No los he abandonado. Es el pecado generalizado y extendido en todos los ámbitos de la sociedad  el que los ha llevado a este estado de cosas. Ustedes me han abandonado hace ya tiempo, se han dejado engañar creyendo que por ustedes mismos eran capaces de hacer todo lo que quisieran. Se envanecieron con la promesa del principio de los tiempos de que "serían dioses prescindiendo de mí”. “Y como Adán y Eva, quedaron privados, desnudos, de toda gracia, que prometí devolver por el misterio de mi Hijo hecho hombre, crucificado y muerto para que ustedes alcancen la misma gloria suya”. Han confiado ciegamente en hombres que les prometen libertad, mejor vida, salvación, y ya ven, lo único que han encontrado es más opresión, más pobreza, más dolor.
Dios hoy sigue peregrinando buscando un corazón que le permita alojamiento y desde allí Él quiere salvar a una humanidad que se derrumba,  que avanza en lo técnico y se aleja cada día más del verdadero ideal de libertad y santidad. Cuando Dios encuentre ese corazón, que puede ser el tuyo, entonces muchos gritos desgarradores podrán ser escuchados y muchos corazones solitarios podrán sentir la presencia de Dios.
Muchos Judas utilizando la benevolencia divina han traicionado al Maestro del amor y la libertad y con besos presidenciales, politiqueros, senatoriales, educativos, judiciales, empresariales y Eclesiales, han buscado su propio negocio, silenciando la voz liberadora y salvadora de Dios. Cuidemonos de ellos, normalmente aparecen como "lobos disfrazados de corderos".

Dios mío, Dios mío,  escucha en este viernes santo a quienes   guardamos la esperanza que es posible una nueva sociedad, un nuevo país, una nueva Iglesia, una nueva familia..Padre nos abandonamos en tus manos, ponemos en tu corazón bueno,  a cada hombre, a cada mujer, a cada pueblo, que desde su Cruz  pide sanación y liberación;  que al final de la vida todos y contigo podamos decir...todo esta cumplido.
Amén.

Omar A. Bedoya G.
Twitter@omantoni1


*Casta Susana: Biblia: Daniel 13

*Atentado en Bojayà: www.youtube.com/watch?v=zlL4vqKoHwY




Enviado desde mi iPad. 
Ser testigo de la verdad hasta el martirio...si se hace necesario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ