LOS TRES PILARES

TRES PILARES FUNDAMENTALES EN LA VIDA DE UN POLÍTICO

Soy un ser humano afortunado, todavía creo que se puede servir en la vida pública alejado de las mentiras, amparado en la justicia y fortalecido con la sabiduría de Dios.

También debo confesar que he sido  víctima de las mentiras de quienes en algún momento ofrecieron un proyecto político que lógicamente no se cumplió.

Si queremos vivir en un país civilizado, justo y bueno, se hace necesario que estas tres columnas sean  fundamento en nuestra vida de país.

1. Alejarse de las mentiras

Si queremos refundar la Patria, es necesario  alejarse de las mentiras, pues ellas envilecen a quienes las usan. "Si el señor, príncipe de la verdad no es quien construye nuestra patria, en vano se cansan los constructores". Normalmente la mentira política la endulzan antes de hacernosla tragar, del mismo modo que el mal sabor de los jarabes es disimulado con sustancias químicas o la anestesia que se aplica antes de una cirugía. Nos hemos acostumbrado a aceptar que los políticos mienten, ¡qué mal estamos cuando esto se convierte en modo de vida! ¿No creen que ya es tiempo de exigirles respeto? Como electores tenemos una enorme responsabilidad, por no castigar a quien miente; al parecer nos gusta ser embaucados cuando permitimos que los mismos de siempre,  haciendo promesas que nunca cumplen, logren el objetivo de administrar la empresa más grande y poderosa llamada nación. Muchos de ellos llegan al poder luego de hacer una histórica y tradicional carrera, en la que  se gradúan con los máximos honores en la universidad de la mentira.

Si vivimos en una democracia, hay que hacerla cumplir; basta de presidencias, alcaldías, gobernaciones, legislaturas por tradición o sucesión. Esto no es una monarquía, aunque se parezca. ¡Que pereza me producen los políticos mentirosos!


2. Ampararnos en la justicia

Vivir en un país donde la justicia es elitista, parcial y política, hacen creer que este no es el mejor camino para hacer viable integralmente la vida nacional. Las bases, los cimientos de toda edificación, son fundamentales para asegurar su fortaleza y durabilidad; por eso se hace necesario que los principios de justicia sean la norma para volver a creer en este órgano fundamental en nuestra vida democrática. Se hace necesaria una reforma a la justicia, se debe buscar que los que ejercen esta bella función  de patria, sean probados en justa virtud, cualifiquen alejados de favoritismos políticos e intereses económicos para ayudar así, en la reconstrucción de la nación que queremos. Basta de magistrados que aún, antes de posesionarse, tienen dudosa reputación. ¡Imaginen lo que puede suceder después!.

3.  Fortalecidos con la gracia de Dios

La verdad que agita el alma, provoca la adoración, convoca al servicio, origina  humildad y gratitud; está, en que Dios es gracia y se ha manifestado en la persona de Jesucristo.

Pretendemos vivir una vida sin Dios. La soberbia se ha afincado tan fuertemente en el corazón del hombre,  que pretende vivir sin Él. Una sociedad sin Dios está condenada a vivir en el más absoluto caos; incluso, se llega pensar que Dios no debe formar parte de la vida política de un país, la ignorancia llega a un grado tal, que quienes pretendan vivir una fe práctica, se enfrentan a la burla de los mediocres que esperan siempre en la puerta para intentar callar lo que su incapacidad  no pude lograr.  Algunos políticos con el fin de congraciarse con ellos, ocultan o renuncian a esta parte tan  importante  de la vida. El político que renuncia a la fe por conveniencias no es confiable.

Es fundamental que el país frente a futuras elecciones busque candidatos que no tengan la mentira como norma, la justicia como algo ocasional y la fe como debilidad. Personalmente me he propuesto dedicar parte importante de mi tiempo  a la formación de líderes, que reúnan condiciones de verdad, de justicia y fe viva, para recuperar la credibilidad en la vida pública y no caer en la trampa del  voto castigo, que ha hecho tanto daño en la vida nacional e internacional. A las ilustres familias, a los partidos monarcas y a los poderosos medios de comunicación, no les conviene que se despierte el pensamiento y se instruya en la formación de los futuros líderes que  necesita el país para refundar la Patria.

Me aburren los políticos mentirosos, me asusta una justicia injusta, me parece peligrosa una sociedad sin Dios.

Que tengan un buen día.

Omar A. Bedoya Gaviria
Twitter @omantoni1
http://omantoni.blogspot.com

Comentarios

  1. Cuando lei el subtitulo, de verdad que no me genero motivacion para continuar con la lectura del articulo, sera que uno esta tan DEFRAUDADO de los politico, y te aseguro que hicieron mucho para que uno piense asi.
    Las mentiras, para mi se relaciona con el objetivo personal del politico, cómo conseguir determinados fines sin importar los medios para hacerlo y si es necesario utilizar la "mentira" como herramienta que permite alcazar lo que la clase politica desea. Aca quedara en evidencia, a mi parecer, su compromiso y pertenencia con la sociedad.
    DIOS,que papel fundamental cumple, pero cuando uno mira a nuestro alrededor que dificil es encontrarlo, porque muchos los niegan, se burlan y lo ocultan como vos decis Omar.
    Repensar y refundar una PATRIA nueva, y se me viene a la mente la palabra VOCACION, hacer, actuar y construir con amor, con conviccion, con valores, con sacrificio, con valentia e inteligencia, que la mirada del LIDER siempre este dirigida a la sociedad, a su bienestar, al respeto de sus derechos. Que dentro de unos años, las palabras "corrupcion", "injusticia", "fraude", etc. sean solo un recuerdo.
    Que la JUSTICIA sea un poder independiente del Ejecutivo y Legislativo, sera un gran desafio, considerando la tendencia que uno puede observar en latinoamerica, Argentina esta viviendo un proceso complejo "Democratizar la justicia" asi lo llaman ahora.

    ResponderEliminar
  2. Cuando lei el subtitulo, de verdad que no me genero motivacion para continuar con la lectura del articulo, sera que uno esta tan DEFRAUDADO de los politico, y te aseguro que hicieron mucho para que uno piense asi.
    Las mentiras, para mi se relaciona con el objetivo personal del politico, cómo conseguir determinados fines sin importar los medios para hacerlo y si es necesario utilizar la "mentira" como herramienta que permite alcazar lo que la clase politica desea. Aca quedara en evidencia, a mi parecer, su compromiso y pertenencia con la sociedad.
    DIOS,que papel fundamental cumple, pero cuando uno mira a nuestro alrededor que dificil es encontrarlo, porque muchos los niegan, se burlan y lo ocultan como vos decis Omar.
    Que la JUSTICIA sea un poder independiente del Ejecutivo y Legislativo, sera un gran desafio, considerando la tendencia que uno puede observar en latinoamerica, Argentina esta viviendo un proceso complejo "Democratizar la justicia" asi lo llaman ahora.
    Repensar y refundar una PATRIA nueva, y se me viene a la mente la palabra VOCACION, hacer, actuar y construir con amor, con conviccion, con valores, con sacrificio, con valentia e inteligencia, que la mirada del LIDER siempre este dirigida a la sociedad, a su bienestar, al respeto de sus derechos. Que dentro de unos años, las palabras "corrupcion", "injusticia", "fraude", etc. sean solo un recuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Necesitamos derrotar el desanimo político, eso es lo que pretenden algunos ara quedarse solos co

    ResponderEliminar
  4. Necesitamos superar el desanimo político. Desanimarse sería darles el gusto a quienes en nombre de la democracia quieren quedarse con lo que aún nos queda de país.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ