CUANDO LA VIDA DE NUESTROS JÓVENES SE CONVIERTE EN UN JUEGO DE RULETA



Noticias llegan cargadas de preocupación por la nueva forma de expresión sexual que tienen nuestros jóvenes en el llamado "juego del carrusel’ o ‘ruleta sexual"

Padres, maestros, tutores y gente de buena voluntad sienten impotencia por la situación que viven sus jóvenes, unido a la indiferencia de quienes tienen el deber como gobernantes de ofrecer alternativas, educación y motivación en pro de una buena juventud.

Este juego de la ruleta no es otra cosa que la manifestación de lo que pasa integralmente con los jóvenes hoy,  sus vidas se juega en una ruleta con puntos de encuentro trágicamente peligrosos. No hay objetivos claros, muchos consideran el futuro  como el privilegio de unos pocos  que tienen la suerte de pertenecer a una clase social con derechos.  Sienten que la clase dirigente los utiliza, no los premia;  los políticos no les dan el espacio, pues está ya ocupada con los mismos inútiles y corruptos de siempre; en el gobierno abundan por su escasez, programas que los incluya a todos. La iglesia no se presenta como alternativa de liberación, pretende que sean los jóvenes quienes se adecuen a regímenes anquilosados, no se les busca, dejándoles a la deriva de lobos rapases que engañan con carnadas apetitosas de droga, "vida fácil, y delincuencia;  ingenuamente creen que llegarán con el solo hecho de tocar la  mohosa campana. Los medios de comunicación buscan sólo noticias que destruyan la belleza juvenil; las escuelas y colegios carecen de métodos que retengan escolarmente a los estudiantes, convirtiéndose en muchos casos en  guarderías con retención por horas. Empresarios que cierran las puertas porque no tienen una cultura del trabajo juvenil, ¡no tienen experiencia!; Padres de familia que lavan sus manos excluyéndose de responsabilidades delegadas a otros. 

Si como nación no tenemos un programa serio que incluya a todos los jóvenes, con nuevas y mejores oportunidades,  tendremos que lamentar casos como el de la ruleta sexual, donde los jóvenes estarán  sometidos al juego de la vida, en la que poco o nada  valen, con la enorme consecuencia de envejecernos como nación, masacrando el futuro de la patria  en el altar de la indiferencia.

Con Rubén Darío diré:

"Juventud, divino tesoro, 
¡ya te vas para no volver! 
Cuando quiero llorar, no lloro... 
y a veces lloro sin querer..."

Los jóvenes serán el futuro en la medida que les brindemos espacios y oportunidades para que ellos mismos con educación y valores, acompañados de adultos responsables, construyan la nación que quieren.

Dios nos ayude a encontrar el camino, pues sin juventud, produce miedo  vivir en un país egoísta que  por no dar oportunidades quiso morir faltando tanto por hacer.

Si queremos una ruleta para los jóvenes, hagamos que en todos los números la única palabra que ellos puedan encontrar sea: éxito.

Que tengan un lindo día

Omar A. Bedoya Gaviria
Twitter @omantoni1

Comentarios

  1. Por supuesto que la juventud PREOCUPA, pero yo me pregunto ¿Quien se OCUPA de ello de forma seria y resposable?

    Solo basta observar la realidad, si una realidad que DUELE y como duele ver a los adolescentes sin rumbo, a la deriva, sin un proyecto de VIDA. Y con todo esto, una vez mas, queda expuesta la ausencia de la familia que debiera contener, que debiera estar presente, pero sobre todo brindar el afecto que los chicos tanto necesitan y reclaman.
    El padre y la madre, paralizados ante sus hijos, sin reaccion ante lo que sucede frente a sus ojos, pero que triste y lamentable llegar tarde, porque cuando las lagrimas surgen ante la perdida irreparable, ya es tarde, lo que no se hizo en vida...
    Y el ESTADO ¿Como percibe esta realidad? ¿Que lugar ocupa en la agenda politica? ¿Como abordan esta problematica? Y la nada se hace presente, porque la familia y el estado van de la mano, siempre un paso atras!!! Y no quiero prufundizar en este aspecto porque una vez mas decepciona.
    Sera que la adolescencia REBELDE genera MIEDO??? ¿Por que no se actua de forma seria y responsable?
    Omar vos escribis "los jóvenes serán el futuro" pero seria importante que primero SEAN EL PRESENTE, que se los atienda, que se los visibilicen ahora porque mañana sera tarde.
    Que no nos quede lejos, que se inicie un camino con el estado, con la familia y que los niños y adolescentes de HOY sean nuestra felicidad ahora para que nos motive a seguir siempre adelante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ