Canonización y oración de Juan Pablo II y Juan XXIII


Con inmensa alegría los católicos del mundo hemos recibido la noticia que dos grandes hombres de la historia han sido declarados Santos por el Papa Francisco.  Juan XXIII y Juan Pablo II cuentan con todos los pergaminos para ser puestos como ejemplos de cristiandad. Sabemos que sus vidas estuvieron enmarcadas por el compromiso y el amor  a la humanidad. Fueron incansables como peregrinos buscando que el amor de Cristo fuera conocido y plasmado en sus hermanos. Se dieron hasta el extremo y como buenos obreros, llegaron al ocaso de sus vidas ofreciendo luz y desapareciendo como  la vela. Por eso han sido separados para Dios porque fueron obedientes al llamado de Jesús: ser santos, porque yo soy santo.” (1 Pedro 1:14–16),
El camino de la santidad es una experiencia de victoria, una vida que vence, que se vive de hora en hora. Esta vida práctica de santidad es necesaria para estar por siempre con Dios.

Ahora que están en la plenitud y la alegría de Dios, dirijo esta oración salida de un alma sacerdotal:

San Karol Wojtyla, San Angelo Giuseppe Roncalli , rueguen a Dios por nosotros, que la Iglesia tenga la sabiduría divina para que pueda renovarse según las necesidades de la época actual; que el Papa Francisco tenga la fortaleza y la valentía de hacer lo que debe; que la Iglesia no se quede cuidando telarañas ni estructuras envejecidas, que no se le tenga miedo al cambio; que los Obispos sean elegidos según el corazón de Dios y no según la simpatía de los prelados de turno, que se  dediquen a servir, no a ser servidos;  que se termine el principado en la Iglesia del Señor, que los sacerdotes y religiosas dejen de cuidar oficinas y  Casas Madres y sean los pastores que el rebaño necesita, para que sea libre de tantos peligros que asechan su vida espiritual; que la vocación  sacerdotal esté por encima de la norma celibataria; que lo más importante en la Iglesia no sea el parecer sino el ser; que a Dios lo podamos adorar en espíritu y en verdad, entonces estaremos regresando a la única y verdadera Iglesia del Señor.   Amén.

San Karol Wojtyla, ruega por nosotros
San Angelo Giuseppe Roncalli, ruega por nosotros.


Omar Antonio Bedoya Gaviria.

Comentarios

  1. Gran alegria me dio saber sobre la buena nueva de Juan Pablo II. Que ASI SEA y pido por las vocaciones sacerdotales y que el Espiritu Santo santifique nuestra Iglesia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ