EL MUNDO AL REVÉS



Hoy me senté a ver las noticas,  uno de los titulares anunciaba el premio Simón Bolívar de periodismo para el difunto Hugo Rafael Cháves Frías. Créanme, pedí un vaso con agua, no lo podía creer. 

Las razones: “Decidimos otorgar el galardón extraordinario al Comandante Hugo Chávez Frías porque él le devolvió la palabra a los oprimidos del mundo y en su rol de comunicador social, en su constante batalla contra la mentira mediática, le dio sin descanso al pueblo su lectura sin tregua y nos legó la Patria”.  
No se qué pensarán los verdaderos periodistas al escuchar otra barbaridad más del régimen. Si hubo alguien que oprimió al periodismo, aniquiló la libertad de prensa y ofendió el ser periodista, fue precisamente el difunto Chávez.

¿Devolver la palabra a los oprimidos? Hoy Venezuela  está más oprimida que nunca, el desabastecimiento de alimentos es aberrante y habla muy mal de las políticas que por más de 15 años se grita desde el búnker hoy ilegítimo de Miraflores. La mentira mediática viene del oficialismo, añadiendo a esta, el insulto y la amenaza  continua de quienes por su función deberían mostrar su autoridad basada en el respeto del ser humano y el cumplimiento de las leyes promulgadas en la constitución.

Estuve investigando  las bases que se tienen en cuenta para este premio y quede aun mas confundido; juzguen ustedes: "Este premio es otorgado desde 1975, como un estímulo para los profesionales del oficio periodístico y un reconocimiento de su papel esencial en el fortalecimiento de nuestra democracia, tiene por objeto recompensar una actividad particularmente meritoria que, de conformidad con el espíritu de Simón Bolívar, haya contribuido a la libertad, la independencia y la dignidad de los pueblos, al fortalecimiento de la solidaridad entre las naciones, favoreciendo su desarrollo o facilitando el advenimiento de un nuevo orden internacional económico, social y cultural. Esa actividad podrá consistir en una creación intelectual o artística, realización social o acciones de motivación de la opinión pública"

Que alguien me diga en que momento de la historia el señor Frías contribuyó a la libertad, la independencia y la dignidad de los pueblos.
Creo, estuve viviendo en otro planeta, pues mi buena memoria no recuerda un solo acto que amerite tal galardón. Es un insulto a los periodistas, un mal ejemplo para los jóvenes estudiantes y un desacierto más de quienes han perdido completamente el juicio, llevados por el fanatismo enceguecedor, desanimando a los nuevos talentos de la función periodística.

En definitiva el mundo esta al revés, quienes censuran la prensa, persiguen periodistas y cierran  canales de Televisión,  son premiados por reales academias y jurados desprestigiados, encargados de exterminar lo poco que queda de credibilidad, otorgando los premios a quienes el solo sentido común rechaza;  entre tanto las víctimas en las Cárceles o en el exilio, soportando las injusticias de quienes se han  apropiado de las libertades con el apoyo o la indiferencia de quienes deberían actuar.

Solo nos falta que le otorguen el premio internacional de lectura a Evo Morales,  el premio de ética y democracia a Maduro, el premio nacional de lealtad a Santos  y el premio Nobel de paz a los terroristas de las FARC. Lamento mucho que todo esto se haga con el permiso de una enferma democracia.

El proverbio judío dice "Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver". Esperamos que reconocimientos que en antaño gozaban de credibilidad y  una profunda ética, regresen a las manos de quienes han sido usurpadas. Rogamos a Dios para que el mundo regrese por senderos de justicia, paz y verdad.

Que tengan un lindo día

Omar A. Bedoya Gaviria
Twitter @omantoni1
http://omantoni.blogspot.com/

Comentarios

  1. Vivimos bajo una manipulación perversa, muy sutil. Dice el Dalai Lama "La tolerancia y la paciencia son mucho mas profundas y efectivas que la mera indiferencia", y es lo que parece que aplicamos cuando nos enfrentamos con estas acciones contrarias a la etica y al profesionalismo. Gracias a Dios, todavía quedan algunos indicios de conciencia y valores como para poder manifestar humildemente ante tanta estupidez humana.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fernando por tomar tu valioso tiempo para leer y comentar.

    ResponderEliminar
  3. Esas ideas de democracias idealizadas en tiempos aquellos, que prometían lograr un futuro mejor, cada vez son más, una utopía, pues, vemos como el desenfreno del poder, la política,la economía, ha llevado a que los roles establecidos en la sociedad para mantener el equilibrio,-esos que realizan reconocimientos a ilustres por sus aportes a la humanidad, como a los que necesitan ser reconocidos por la justicia, por la destrucción que han ocasionado-, estén descompuestos y se vea que hechos como el mencionado en la nota, se presenten con la mayor tranquilidad y descaro, quedando en el limbo del entendimiento de unos pocos, la apreciación entre el bien y el mal.

    ResponderEliminar
  4. Iván, gracias por tomar parte de tu valioso tiempo para leer, RT y comentar este artículo. Soy un convencido que si no es por las utopías de soñadores, estaremos dejando en las mismas manos de quienes han desangrado al país el futuro de nuestros hijos. Yo me resisto e insisto en la necesidad de renovación. Creo, y para gloria de nuestro pueblo: el futuro será mejor. Pero para lograrlo debemos desafiar el presente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo que se exige con respeto, con respeto se responde, lo demás simplemente se ignora. Gracias por hacer parte de quienes buscan un mundo mejor.

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ