NO NOS DEJEMOS CONFUNDIR, PARA QUE LA PAZ NO PIERDA SU VALOR馃嚚馃嚧



Ser testigos de un adefesio constitucional tan grande como lo es  la entrega del pa铆s por parte de estamentos "legalmente constituidos"  por nuestra constituci贸n, pero contaminados de trampas, favores pol铆ticos y conveniencias personales, es sencillamente triste y altamente preocupante. Sin verg眉enza ni 茅tica, observamos c贸mo  el poder ejecutivo call贸 en la trampa de uno de los m谩s grandes vanidosos del pa铆s, esto deber铆a  preocupar no s贸lo a la naci贸n colombiana sino al mundo globalizado que ya tiene experiencias de ingrata recordaci贸n en Libia, Ir谩n, Venezuela e Irak entre otros. No es posible que vanidades condimentadas con terribles dosis de trampa, sean administradas desde cocinas de ileg铆tima legalidad para que en nombre de la lastimada palabra Paz,  se le entregue el pa铆s al grupo terrorista y narcotraficante m谩s grande que ha tenido la humanidad.
Los poderes ejecutivo, legislativo y judicial sostienen y legalizan la democracia, cuando ellos mantienen  una civilizada y trasparente independencia, pero cuando ella deja de serlo, desaparece de hecho la v铆a democr谩tica. Contamos con un ente  legislativo  que en un 70% trabaja para satisfacer la vanidad del ejecutivo, para recibir lo que en realidad les conduce a servirse de la palabra Patria y obtener las d谩divas que el poder desde la mesa puede ofrecerle en fajos de migajas. Todo ello amparado por un poder judicial que hace rato dejo de ser lo que deber铆a ser, ya no se busca justicia, se ejerce violencia desde el estrado judicial, muy pocos le creen a quienes utilizan el martillo para sentenciar la verdad, desde que los jueces se olvidaron de practicar la verdad, se convirtieron en capos ocultos en las togas del poder, y para a帽adir no sobr贸 un fiscal que se convirti贸 en el m谩s peligroso defensor p煤blico del ejecutivo de turno.

Los colombianos no podemos dar el permiso de dejarnos confundir ni mucho menos manipular con una palabra tan sensible y maravillosa como La Paz, la manipulaci贸n ha sido uno de los mejores mecanismos que dictadores han utilizado para oprimir y quitar libertad al pueblo. Estoy convencido que el mejor aporte que en este momento podemos hacerle a La Paz y parafraseando al Doctor 脕lvaro Uribe:
"Solamente nos queda la opci贸n de decir s铆 a la paz votando No al plebiscito”.

La Paz debe ser clara, Inmaculada, transparente; La Paz,  s贸lo se puede hacer con qui茅nes son instrumentos de ella, no nos dejemos confundir, que con los delincuentes s贸lo se pude hacer un acuerdo de justicia, nunca de paz. Por eso, p煤blicamente declaro que por el amor a mis hijos, por lealtad a la patria y por respeto a La Paz, en el plebiscito votar茅  NO.

 "Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sin贸nimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz si no viene acompa帽ada de equidad, verdad, justicia y solidaridad". Juan Pablo II

Que Dios nos bendiga.

Omar Antonio Bedoya Gaviria.
@omantoni1

Comentarios

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEG脷N LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ