SACUDIRSE DEL YUGO INQUISIDOR Y QUE SEA YA, O TRISTEMENTE ASUMIMOS QUE SOMOS SUJETOS Y SOCIEDAD SIN CLASE

Es preocupante la crisis institucional que vive nuestro país, somos testigos de un momento histórico del que estoy seguro no será fácil salir. La separación  de poderes es muy necesaria en una sociedad que quiera preservar la libertad individualidad de las personas. Es muy notorio en Colombia la concentración de poderes en manos de un solo grupo o personas que ejercen el control gubernamental, judicial y legislativo del país. El control arbitrario y en ocasiones déspota del gobierno, produce terribles injusticias cuando quienes no piensan como él, son perseguidos y vulnerados en  sus derechos.

Ante hechos como el procesos de paz, reforma de la salud, reforma de la justicia, el sistema actual de educación, la destitución del alcalde Petro, sistema de regalías, la corrupción burocrática, despojo del mar de san Andrés,  entre otros; los ciudadanos nos quedamos atónitos y sin respuestas claras  del estado,  quien con la reverencia de honorables jueces de la república y la complicidad de senadores y representantes, le dan no un espaldarazo, sino la espalda al país del cual se sirven y al que no le sirven, gobernando cual anquilosada monarquía disfrazada de la inexistente democracia, la cual es usada sólo como escudo de mecanismo "legal", para ejercer  ante estamentos internacionales.

Cuando preguntamos al ciudadano común, si se siente bien representado y acompañado por el estado  en sus distintos poderes, la respuesta inmediata es un rotundo NO, que nos hace pensar muy seriamente sobre la gran necesidad de refundar la Patria; lógicamente, si es que queremos dejar algo que sirva a nuestros hijos y nietos. No hacerlo sería condenarlos a las cadenas de la manipulación ideológica, social y económica, que truncaría sus sueños y sus vidas.

En la era de la globalización, las comunicaciones y la diversidad cultural, encontramos más que nunca ciudadanos que se sienten solos, caudillos que manipulan sociedades y demasiada  falsedad en la información. Hace mucha falta recuperar la democracia, retomar el rumbo, sacudirse del yugo inquisidor, y que sea ya, o tristemente asumimos que somos sujetos y sociedad sin clase.

Sacudámonos del yugo porque :

1.   No es posible presenciar espectáculos donde violadores  y terroristas de los derechos humanos gozan de la más irónica impunidad, mientras personajes que le han hecho bien a la sociedad, hoy estén privados de la libertad y expuestos a la palestra pública como los más crueles villanos personajes de la historia.

2.  No es posible ver tantas desigualdades sociales. ¿Cómo es posible que un trabajador de la patria como lo son nuestros campesinos y obreros tengan que arreglarse la vida con 600.000 pesos mensuales, mientras senadores y representantes tengan aumentos mensuales 12 veces está misma cantidad? ¿Cómo es posible que deshonrosos jueces de la república tengan en su haber sueldos extravagantes mientas avalan sueldos de pobreza para la gran mayoría de los ciudadanos?

3.  ¿Cómo es posible que ciudadanos de la talla del Doctor Luis Alfredo Ramos, André Felipe Arias, el Coronel Alfonso Plazas Vega, entre otros, estén privados de la libertad por la única razón de haber servido al pueblo con enorme pasión?

4.  ¿Cómo es posible que el Presidente de la república haga una aseveración tan grave al discriminar la vida del 98% de la población al decir que sólo se levantaría de la mesa de la impunidad cubana si terroristas asesinan a un personaje importante de la patria?  Después de ese desafortunado comentario, han asesinado a héroes soldados, policías y campesinos...pero la entrega del país continúa, no son personas importantes.

5.  ¿Cómo es posible que personajes como el deshonroso Samper Pizano se atreva a dar clase de moral, opinando temas nacionales y decidiendo políticamente el destino de la patria, cuando debería estar purgando el castigo por unirse a la mafia con la sola intención de gobernar el país?

6.   ¿Cómo es posible que un maestro se endeude económicamente, sacrifique el sagrado tiempo de familia en estudios superiores en una Universidad, para que al terminar su carrera el mismo estado no le avale su sacrificio y preparación y tenga que esperar inteterminables años para ganar un examen que el mismo estado prepara para que pocos puedan ganarlo? Es necesario que el sistema de educación eduque para ser ciudadanos y no para ser siervos del sistema.

7.  ¿Cómo es posible que el estado invierta en publicidad 1.8 billones de pesos para engañar al pueblo promocionando sus ejecuciones no logradas? ¿Por qué necesita un gobierno hacer tanta publicidad de sus cosas?

Muchos otros cuestionamientos mueven nuestra alma, por eso esperamos que en las próximas elecciones los ciudadanos apartados del  tamal, del analfabetismo político, de la pobre y deshonrosa corrupción, le regalemos al país un voto inteligente con el que podamos  honrar la historia y preparar con bases sólidas y patriotas el futuro de la patria.

Solo una verdadera revolución social puede salvarnos de las muchas tragedias que están por venir de la mano del monstruo inquisidor.

Que Dios nos bendiga.

Omar Antonio Bedoya Gaviria
@omantoni1
www.omantoni.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Homilia del Papa Francisco en Cartagena 10 sept. 2017

LA LEY NO DEBE APLICARSE SEGÚN LA CARA DEL INFRACTOR.

BIENVENIDO PAPA FRANCISCO, PEREGRINO DE LA PAZ